miércoles, 25 de enero de 2017

La Comunidad de Madrid tratará a las Escuelas Infantiles del Ayuntamiento de la capital como si fuesen privadas

BECAS DE COMEDOR NO PERO ¿ENTONCES ACCEDERÁN AL CHEQUE BEBÉ LAS ESCUELAS PÚBLICAS?

La Comunidad utiliza como excusa la salida de la Red de las Escuelas Municipales para castigar al Gobierno del Ayuntamiento de Madrid con un arma lamentable que perjudicará, de nuevo, a los menos favorecidos: dejar de subvencionar las becas de comedor para los niños y niñas que las necesitan.
Aunque el Ayuntamiento ha garantizado las becas a las familias que lo necesiten, es lamentable que los millones que se ahorrará la Comunidad, al ser asumida la red por completo por el consistorio municipal, no den siquiera para contribuir a llegar a un acuerdo y si para cargar más las tintas con la eliminación de cualquier ayuda, en especial las relacionadas con los más vulnerables.  Quizás podamos contribuir más así (eso pensarán a lo mejor) a que fracase el proyecto, dado que si se incrementan las partidas del Ayuntamiento para partidas sociales hay más probabilidades de que Montoro no lo autorice en virtud de la estabilidad presupuestaria.

La argumentación de que la Comunidad tratará a estas Escuelas de la nueva Red como si fueran privadas nos parece lamentable, entre otras cosas porque se han aprestado a retirar ayudas pero nada han dicho, por ejemplo, de las que sí ofrecen a las guarderías privadas (pinchar aquí), que al parecer tienen más derecho que las Escuelas públicas a hacerse con lo que consideran mercado de la educación. Ponemos por ejemplo el cheque bebé, que, con las cuotas que las familias han de pagar en las Escuelas Públicas, hace que salgan más baratas que las privadas. Si ahora considera privadas a las Escuelas del Ayuntamiento en lógica coherencia habrían de permitir que todas las familias de las Escuelas Infantiles de la ciudad de Madrid pudieran acceder también al mismo pero no es así.

Concluyendo: tratarán a las Escuelas del Ayuntamiento como si fuesen privadas para quitarles oportunidades, pero no para dárselas.